Accesorios: Mantas y Vendas
Accesorios: Mantas y Vendas
 

 
Accesorios: Mantas y Vendas
Enciclopedia Equina

Morfologia Equina: partes del cuerpo
El Transporte
La travesia de Gato y Mancha
Robo de Caballos
PELAJES
Las Mantas

Durante el invierno el pelo de los caballos crece formando una capa protectora natural, pero la vida en las caballerizas, las duchas después de un entrenamiento y las inclemencias del tiempo que soportan los animales que están pastoreando en el campo, producen alteraciones en el abrigo que les proporciona la naturaleza, por lo que el uso de la manta es indispensable para protegerlos del frío invernal.
Para elegir el tipo de manta adecuada, debemos observar el tipo de vida que hace nuestro amigo equino y sus medidas, dado que la talla de la manta no debe ser muy ajustada, para saber su talla debemos tomas las medidas: * desde el centro del pecho, al borde de la cola
*desde la cruz hasta la base del cuello
*desde la cruz hasta el largo de manta deseado
Además de protegerlo del frío, la manta ayuda a mantener limpio al animal, pero es recomendable sacársela diariamente y cepillar al caballo para evitar problemas en el pelo o en la piel.

imagen
Las Vendas

Las vendas tienen una multitud de usos, por lo que son indispensables en el equipo de nuestro caballo. Hay tres grupos básicos: de trabajo, de reposo y de cola.
Las vendas destinadas al trabajo son delgadas y muy elásticas para poder adaptarse mejor a la formas de los miembros, las de reposo son mas gruesas, muy cálidas y confortables. Para la cola son muy delgadas y su material es sintético o de gasa.
Las vendas de trabajo tienen como función proteger a los tendones de posibles golpes, evitando la vibración de los tendones que con el tiempo pueden provocar una tendinitis. Es sumamente importante saber colocar las vendas, no deben estar ni demasiadas ajustadas, ni muy flojas, deben estar colocadas por debajo de la rodilla ( si es en miembros anteriores) o por debajo del corvejón ( si es en miembros posteriores), hasta justo encima del menudillo.
Las vendas de reposo se usan para tratamientos y para la protección de la arena, de la grava y de heridas diversas. Protegen a los menudillos cubriéndolos. El calor que producen estas vendas favorecen a la recuperación de los tendones.
Las vendas de cola la protegen de los roces en los viajes, en los cuidados ginecologicos, en el parto y en otros tratamientos veterinarios. Se coloca cerca del nacimiento del rabo, fijándola sólidamente, sin entorpecer la circulación sanguínea.
Para realizar un vendaje correcto hay que fijarse que no exista ningún pliegue, se debe empezar siempre por arriba y de adelante hacia atrás, dando dos vueltas por lo menos, bajando y volviendo a subir haciendo lo mismo, hasta el punto de origen. La fijación de la venda se realizara en la parte mas externa evitando el roce con la otra pata.
imagen